4 sugerencias para hablar de SEXO

4 sugerencias para hablar de SEXO

Una de las preguntas más recurrentes , y que forma parte de las escenas temidas de docentes y mapadres, es LA pregunta sobre cómo hablar de  SEXO.

Pero primero vayamos a lo primero: ¿por qué nos asusta tanto? Por varias razones:

  1. Porque suele venir acompañada de otras preguntas de índole más íntima y personal:¿y vos y papá (o vos y mamá o vos y tu pareja) hacen eso?
  2. Porque creemos que la pregunta alude al cómo se hace y en nuestras cabezas empezamos a pensar cómo explicar de la manera más didáctica, pero a la vez menos explícita posible.
  3. Porque nunca nadie nos explicó cómo hacerlo porque nunca nadie nos lo contó cuando hicimos en su momento esa pregunta de una manera natural y calma.

Recuerdo que cuando por primera vez pregunté sobre el tema ( sí, juro que me acuerdo) debía tener unos 7/8 años y mi prima me había contado que un compañero le había hecho la “típica seña del dedo índice entrando en el círculo formado por el índice y el pulgar de la otra mano” …se entiende la seña,no? Y yo fui muy suelta de cuerpo a preguntarle a mi mamá qué significaba aquella seña. No recuerdo mucho QUÉ  me explicó pero sí recuerdo la sensación de impresión…

Entonces ¿cómo podemos hablar de SEXO con niñes? Te comparto algunas sugerencias:

Antes de hablar de sexo es necesario que hayamos hablado, leído, jugado sobre sexualidad. ¿Por qué hago esta diferencia? Porque ningún niñe se va a sentir en confianza de hablar de sexo o de cómo son las relaciones sexuales, si nunca antes compartieron charlas o jugaron o leyeron materiales relacionados con la sexualidad, es decir con el concepto más amplio de la palabra. La sexualidad es una idea muchísimo más amplia y para mí, mucho más importante de abordar que el sexo en sí.

Hablar de sexualidad o abordarla es mirar el día a día con esa perspectiva: es revisar los roles de género, es desarmar estereotipos y ponerlos en discusión en la familia y en la escuela, es enseñarles el respeto por su propio cuerpo. Entonces antes de hablar de SEXO iabordemos en la sexualidad.

Partamos de las preguntas. Las preguntas que se hagan nos van a dar la pauta de cuánta información tienen o qué es específicamente lo que quieren saber. Y en este caso, siempre repreguntemos: ¿vos me estás preguntando…? Es una buena estrategia para saber exactamente qué quieren saber , por que no siempre lo que preguntan es lo que necesitan o la información que demandan.

Demos un tiempo y un espacio al tema sin solemnidades. Si nos preguntan en la fila del supermercado o en mitad del acto de San Martín, digamos que nos parece muy interesante la pregunta pero que no es el lugar o el momento, y podemos anticiparles que les vamos a responder, pero donde podamos darles toda nuestra atención. Sepamos igual que estas preguntas suelen ser en estos momentos incómodos…

No demos toda la información junta. Si la pregunta es cómo se hacen los bebés o cómo se hace el sexo, no podemos hablarles de todas las formas de sexo (esto lo hizo una médica ginecóloga en una escuela a nenas de 9 años que salieron espantadas luego que les explicaran en la charla de ESI sobre sexo oral y anal) Lo que sí podemos hacer es como dije re preguntar:¿ qué es lo que querés saber específicamente? Y a partir de ahí responder. Si quieren saber cómo llegó el bebé al útero, podemos hablarles de células que tienen los papás y las mamás y que al unirse forman un nuevo ser. Si ahí queda el tema, esperaremos a la próxima pregunta que seguramente será “ cómo llegó esa célula adentro de la mamá.

Pero si preguntan sobre el sexo, no están queriendo saber cómo se forma un nuevo ser humano y ahí podemos entonces hablarles de vínculos, de placer, de formas de demostrar nuestras ganas de estar con esa otra persona (que no será varón o mujer sino persona, para que no dejemos todo en la heterosexualidad) y de las distintas maneras que el sexo puede tener: caricias, besos y cuando ambas personas sientan las ganas las distintas maneras de tener sexo. De esta manera hablaremos de consentimiento, no daremos por sentada la heterosexualidad y tampoco entonces hablaremos específicamente de sexo penetrativo (pene-vagina).

¿ Y vos hablaste de sexo con hijes o estudiantes? ¿ Cómo hablaste?

Deja una respuesta