Poner en Juego

DE ESO NO SE HABLA.Las creencias acerca de la menstruación

No se debe hacer ejercicio físico durante el ciclo menstrual…

¡No te laves la cabeza que se te corta!

No hay que batir mayonesa cuando se menstrúa…

Y la lista podría continuar con muchas más creencias…

Y aunque pensemos que ya no circulan, la realidad es que sí y por eso es tan importante que abordemos la temática desde la Educación Sexual Integral tanto con quienes menstrúen como con quienes no.

¿Y por qué aparecen estas ideas falsas?

Muchas de estas creencias (porque son creencias, no mitos…ya explicaré la diferencia más adelante) tienen su raíz en el tabú. ¿Y qué es un tabú? Es algo de lo que no se debe hablar o que no se debe hacer de ninguna manera por razones de creencia, de religión o de vida o muerte. Hay un gran tabú que es universal y es el del incesto. Esta prohibición de mantener relaciones sexuales entre quienes forman parte de la misma familia, cuentan los antropólogos, que permitió a la humanidad salir de la endogamia para desarrollarse de una forma genética variada.

Y así como el incesto, la menstruación también es de alguna manera un tabú y por eso hay tantas creencias fatídicas asociadas.

¿Y por qué el ciclo menstrual se considera tabú? Quienes vienen estudiando la historia de la humanidad, no tienen certezas aún sobre el tema pero hay algunas hipótesis fundamentadas en prácticas humanas antiguas:

  1. Una podría ser el miedo al peligro. En todas las culturas y épocas la sangre estuvo asociada a heridas y muerte. Pensemos qué les sucede a quienes menstrúan por primera vez si no saben qué es: se asustan, creen que se van a morir…
  2. También se cree que la sangre menstrual podría haber atraído a animales a las cuevas y poner en peligro a toda la tribu. Esta podría haber sido la razón que explica por qué se apartaba a quienes menstruaban…y que aún hoy persiste como práctica en varias culturas del mundo.
  3. Y finalmente porque quienes menstrúan tienen en general la posibilidad de engendrar y parir nuevos seres…un poder que es probable que generara tanto temor que lo transformaron en tabú.

¿Y por qué entonces persisten hoy estas creencias falsas? Justamente porque permiten sostener el tabú vigente. El miedo a “que se corte” y que eso dañe la salud le sigue dando a la menstruación un carácter peligroso y casi mágico.

Pero dije que iba a explicar las diferencias ente creencias y mitos: una creencia es la idea que se considera verdadera y a la que se da completo crédito como cierta y un mito es un relato, por lo general ubicado en tiempos ancestrales, que explica de forma mágica el origen de muchas cosas. Teniendo en cuenta estas definiciones, si bien hay algunos puntos en común entre creencias y mitos, la realidad es que creer que la menstruación marchita las flores o que se puede cortar si la persona se baña, es una idea muy arraigada y que se cree cierta porque se ha transmitido de generación en generación.

Y es por eso, y a partir de saber esta relación con el tabú, que es urgente desarmar creencias, hablar sin miedo del ciclo menstrual y dar información científica que permita que cada infancia y cada adolescencia se conozca y sea libre de ser.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

USD Dólar de los Estados Unidos (US)