Detrás de Poner en Juego

Hola! Soy Laura Canals


Soy una mujer creativa, pero no de las que consiguen todo sin esfuerzo. Soy de las que intentan, una y otra vez. Curiosa…me encanta aprender. Me interesa la educación por encima de todo. Mis rulos son mi marca personal y desde hace un par de años las canas que ya aparecen en todo su esplendor.

Quiero  acompañarte en este maravilloso desafío de llevar la Educación Sexual Integral a tu espacio de trabajo con niños, niñas y adolescentes a partir de los juegos de mesa y talleres 100% prácticos que desarrollo.

Si te interesa esto…acomódate y te sigo contando…

"Necesito tiempo y elaboración para que las ideas fluyan. Siempre fui de las alumnas aplicadas, que estudiaba y se esforzaba y hoy sigo siéndolo en mi trabajo y en mis proyectos"

Durante 6 años y allá por el 2009 empecé a dar talleres de educación sexual integral en una escuela primaria de la ciudad de Buenos Aires. Era la única que se dedicaba a abordar ese tema, y si bien era la directora, no lograba que las maestras se animaran y se sintieran interpeladas. Quería que ellas participaran, pero que yo lo hiciera les aliviaba la responsabilidad de hacerlo.

En ese momento me di cuenta que precisaba recursos, actividades interesantes que me ayudaran a que los chicos y chicas se animaran a hablar de sexualidad. Cuando comencé casi no había libros y ni hablar de juegos. Me costaba en aquel entonces abordar temas como la diversidad o el aborto, eran temas que evitaba.

El juego y la sexualidad pueden transformar el mundo desde los pequeños gestos hasta los más grandes.

Cuando dejé de trabajar en la escuela primaria que dirigía y me lancé al trabajo independiente pensé en qué tenía ganas de hacer. Todavía no me había recibido de psicopedagoga pero ya había comprobado el poder transformador y terapéutico que tiene el juego en el proceso de aprendizaje de niños y adolescentes y pensé en unir los dos temas que para mí hacen a la persona: el juego y la sexualidad.

No siempre supe que quería dedicarme a desarrollar juegos y talleres para ESI, pero cuando se trabaja con niños, niñas y adolescentes te das cuenta que la ESI es un necesidad. Si sos consciente que estás formando personas y que la sexualidad es un aspecto fundamental de los seres humanos, es muy difícil que dejes de lado el trabajo en ESI.

Hablar de sexualidad no es simple, por eso el juego es un buen aliado para romper el hielo

Cuando era chica hablar de sexualidad era un tabú. Sin embargo yo me animaba a preguntar y casi siempre con la cortina de baño de por medio porque me daba vergüenza, le preguntaba cosas a mi mamá. Después de un tiempo, la curiosidad viró hacia los libros y revistas que pudiera encontrar. Las charlas de J&J estaban envueltas en puro tabú y eran sólo para nenas y las conversaciones entre chicos repletas de mitos y miedos, rondaban.

Nadie hablaba de sexo, era lo no dicho, lo oculto. La adolescencia me encontró con la vuelta de la democracia y con eso “el destape”. Primera menstruación, revistas porno que trajo una compañera y me dieron asco, primer beso y mucho desconocimiento. Un abuso y abortos dentro del seno de mi familia me hicieron entender que es fundamental educar en sexualidad para que el silencio no sea salud.

Que el silencio no sea salud

BREVE CURRICULUM PROFESIONAL

Profesora para la Enseñanza Primaria -Escuela Nacional Superior Prospero Alemandri- Avellaneda-BS

Licenciada en Psicopedagogía. Universidad CAECE 

Curso de Posgrado” Intervenciones psicopedagógicas en Adolescentes: Abordajes Clínicos” –UNSAM- 

Curso de Posgrado “ Educación Sexual Integral: desafíos de su implementación en el ámbito educativo y comunitario” –FLACSO Argentina 

Curso de Innovadores educativos- EduLab CIPPEC 

Diploma Superior en Gestión Educativa-FLACSO Argentina 

Psicoanálisis y Prácticas Socio – Educativas. Aportes para abordar el malestar educativo actual.FLACSO Argentina 

Especialización en Educación para la Comunicación- La Crujía 


8 cosas que pocos saben sobre mí

  • Me gusta mucho viajar. Amo caminar por lugares desconocidos como si fuera local y descubrir Buenos Aires como si fuera turista.
  • Cuando era chica sólo comía helado de naranja. Ahora por suerte he ampliado mucho más mi repertorio de sabores
  • Decidí ser maestra desde muy, muy chica. Decía que quería ser maestra rural, pero cambiando de lugar y de paisaje cada tanto tiempo. Nunca lo pude hacer…
  • Me encanta cocinar postres y panificados. Amo amasar. Las recetas de Blanca Cotta son lo más porque las seguís y no es posible que te salgan mal.
  • Un día un ex novio me dijo que “hacía demasiadas actividades que eran poco femeninas” porque me gustaba practicar trekking o hacer turismo aventura. Esa frase la bordé en una intervención sobre violencia hacia las mujeres en el marco de las primeras marchas del Ni Una Menos
  • En la adolescencia amaba a Duran Duran y como no me dejaban pegar posters en las paredes los ponía en todas y cada una de las puertas de mi placard…y hasta en el fondo del armario!
  • Ser madre me hizo sentir fuerte y vulnerable a la vez y mucha de esta vivencia me acercó al feminismo y me ayudó a repensar muchos estereotipos que rodean a la maternidad.

.