5 ventajas de usar el juego para abordar ESI en el colegio secundario.

5 ventajas de usar el juego para abordar ESI en el colegio secundario.

¿Jugar en el nivel secundario? Sí, por supuesto. No sólo es posible sino necesario. Y sino fíjate cuánto juegan los y las jóvenes: videojuegos, deportes individuales o grupales, juegos de mesa antes de las previas. Y si me pongo más psicoanalítica, cambiar el color del pelo o probar un nuevo estilo de ropa o de ser ¿no es lúdico?

Por eso te acerco 5 ventajas del juego para abordar educación sexual integral

  1. Son divertidos

El juego tiene que entretener, ser divertido o al menos no generar aburrimiento. La risa permite desarmar y desinhibir los pre conceptos. Rompe el hielo y en el caso de temas de sexualidad esto es fundamental

  • Animan a preguntar y a hablar de sexualidad

Si el abordaje de temas relacionados con la ESI es expositivo o implica leer o usar contenidos escolares, es mucho más probable que les estudiantes no se animen a preguntar o a decir realmente lo que piensan acerca de un tema. Sin embargo el mismo juego, su propuesta o las reglas que proponga los llevará a que tengan que poner en juego lo que saben, lo que suponen o lo que ignoran también. De esa manera surgirá la pregunta.

  • Generan interacción entre les participantes sin que afloren tanto las diferencias.

Obviamente que dependerá si el juego es más competitivo o más cooperativo, pero en general los juegos que toman las temáticas de la ESI llevan a la interacción sí o sí. Suelen ser juegos que abren al debate o que al tocar temas tan humanos llevan a la charla e incluso a la confesión de situaciones personales.

  • Promueven la búsqueda de información

La mayoría de los juegos pensados para trabajar educación sexual tiene cierta información pero apuntan justamente a que el juego consista en saber o no acerca de la temática. Por eso son un excelente disparador para generar la búsqueda de nuevos datos.

  • Facilitan hablar de  temas complejos

Hablar de sexualidad no es sencillo para les niñes y mucho menos para les adultes. Por eso el juego ayuda a hablar incluso si la actividad se comparte con personas desconocidas. Poder nombrar los órganos sexuales o los procesos de la pubertad con la mediación del juego, permite desinhibir y que la vergüenza se transforme en risa.

Ahora que sabés todas estas ventajas ¿ Te animás a usar el juego para trabajar ESI?

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. ¿Podremos abordar esta propuesta en algún taller pensado para docentes de media y CENS? Soy profe de Educación Cívica en una escuela Normal (allí hacemos Jornadas ESI) y dicto Introducción al estudio de la sociedad y la cultura en un CENS: aquí -debido a diferencias en la población tanto docente como estudiantil- nos debemos mucha (trans)formación.

    1. Hola Marina! Sí, por supuesto!! Hay muchos juegos para secundaria y es cuestión de pensar alternativas a los que ya existen adaptándolos a la propia realidad. saludos. Laura

Deja una respuesta

Cerrar menú
×
×

Carrito